En un futuro no muy lejano. Gracias a la fabricación de un nuevo tipo de energía, el mundo está viviendo una nueva revolución, disparando los avances tecnológicos a una velocidad nunca antes vista, creando nuevas formas de tecnología como la alquimia. Pero Pros, la empresa que fabrica esta nueva energía, se hizo con el control absoluto de ésta y es ahora una de las empresas más ricas y poderosas del mundo. Lo que le granjeó muchos enemigos y detractores.

En una habitación oscura, apenas iluminada por la luz que se cuela por las cortinas de la ventana duerme, intranquilo, nuestro protagonista. El sonido de un teléfono rompe el silencio reinante en la habitación.

– ¿Sí? ¿Quién es?- Por el sonido de su voz se podía deducir que acababa de levantarse.

– Tío, soy David, ¿que te pasa? No hemos sabido de ti desde que te pediste la baja.

– Lo siento David, pero es que no tengo ganas de hablar de ello.

– Entiendo que no quieras hablar del tema, aún es reciente. Pero al menos sal un poco de casa, para que te de el aire. No te quedes todo el día encerrado en casa.

– Vale, vale. Pero no pienso salir por ahí de fiesta, no estoy de ánimo para eso.

– Lo sé tío, también sé que estas cosas llevan su tiempo, pero si te quedas sin hacer nada solo alargas la agonía.

– Mira, ahora saldré un rato y si más adelante tengo ganas de quedar ya te llamaré.

– De momento me conformaré con eso. Espero que te recuperes pronto. Nos vemos.

– Adiós.

Después de colgar el teléfono, se levanta y andando a tientas abre las cortinas de la ventana. Una luz directa ilumina una habitación en un estado deplorable.

– Joder, hasta a mí me da asco toda esta mierda, está visto que tendré que ponerme a limpiar.

Tras una hora de recoger basura, apilar ropa sucia y ponerla en la lavadora, quitar el polvo, airear la habitación, etc.

– Mucho mejor, no es que se me de mal del todo esto de limpiar, pero es una lata tener que hacerlo cada día. ¡Genial! ahora hablo solo, será verdad que llevo demasiado tiempo sin salir.

Llaman al timbre de la puerta.

– ¿Quién puede ser ahora?

– Hola, traigo un paquete a nombre de Rick Mons.

– Yo mismo.

– Por favor, ¿Me echa una firma aquí?.

– Ahora mismo.

– Aquí tiene su paquete.

– Gracias.

Un paquete del tamaño de una caja de zapatos ha llegado por mensajería.

– ¿Quien me envía este paquete? A ver.

Examinando el paquete Rick ve el remitente del paquete y todo el mundo se le cae a los pies.

– ¿Ella me envía este paquete? ¿Pero cómo? ¿Y por qué?

Al abrir el paquete descubre que se trata de un sistema de realidad virtual. Consiste en una mezcla de casco y gafas, sin la parte de arriba del casco.

– Todo esto es muy raro.

Aun así, sin mucha dilación, Rick se coloca el casco del sistema de RV. Al encender el sistema se da cuenta de que hay un programa pre-instalado. Abre el programa y todo a su alrededor se funde en negro, y del negro a una luz brillante que poco a poco da paso a un paisaje paradisíaco.

– Vaya, menuda calidad tiene este programa, casi todo parece real.

– ¿Te gusta? Lo hice yo misma.

– Eh, ¿Quien?- Rick alertado por la presencia de otra persona se da la vuelta para ver quien es.- ¡¿Tú?!

– Hola Rick, cuánto tiempo.

– No, no puede ser. Tú… Tú, estas muerta.

– Vaya, Rick, eso no ha sido muy agradable.

– Pero, ¿Pero cómo es esto posible?

– Todo esto que ves es posible gracias al proyecto Beyond.

– Pero entonces, ¿Tú qué eres?

– Bueno esto ya es un poco más difícil de explicar… A ver, para ponerlo llanamente, yo soy una consciencia digitalizada.

– ¿Es eso posible?

– Bueno, es posible pero esto no es más que una Beta de lo que será en el futuro el proyecto Beyond. Yo solo he tenido la suerte de ser una de las primeras personas en poder entrar en éste más allá.

– Me está costando asimilar todo esto de golpe…

– Te será más fácil si piensas en esto como en una especie de cielo, allá adonde vamos cuando nos morimos.

– ¿Y no podías haberme dicho todo esto antes?

– No podía decirte nada debido a un contrato.

– ¿Contrato?

– Sí, yo formaba parte de un grupo de voluntarios para el proyecto. Nos hicieron firmar un contrato de confidencialidad.

– Pero, ¿Y si algo salia mal? ¿No me acabas de decir que esto aún está en desarrollo?

– Cariño, siento no habértelo dicho antes pero yo tenia una enfermedad terminal. Todos en el proyecto eramos enfermos terminales.

– ¿Por qué no me lo contaste?

– No quería que me tratases de forma condescendiente, quería pasar mis últimos días contigo como siempre.

– ¿Sabes como me sentí cuando me entere de tu muerte? ¡En mi vida lo he pasado tan mal!. ¡No pude ni ir a trabajar sin venirme abajo!

– Pero ahora estoy aquí, contigo.

– Sí ya, pero..

– Venga no seas así, intenta ver el lado positivo.

– No, si ya lo veo. Es que esto es muy repentino, me está costando hacerme a la idea.

– Bueno, tú tómatelo con calma. Pero tengo que pedirte un favor.

– ¿Un favor?

– La verdad es que ahora mismo estoy violando varios de los acuerdos del contrato, pero la situación es apremiante.

– ¿Qué es?

– De alguna forma se ha filtrado información de este proyecto, y ahora todos los que formamos parte de él, corremos peligro.

-¿Por qué?

– La verdad es que a mucha gente no le gusta las consecuencias que surgirán de este proyecto. También la empresa responsable del proyecto tiene bastantes rivales.

– Espera, ¿La empresa? ¿Qué empresa?

– Pros.

– Y qué tengo que ver yo en todo esto.

-Eres el único en quien puedo confiar ahora mismo. Alguien nos ha traicionado y no sabemos qué hacer.

-Pero, ¡Yo tampoco se qué hacer!

-Te enviaré la dirección de donde se encuentra la central el la que están almacenadas nuestros datos. Allí es donde somos mas vulnerables, por favor eres nuestra única esperanza. Continuara. Pau Perxés

Anuncios

¡Nos encantaría que comentaras tus impresiones sobre el relato!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s