Era la segunda vez que Rick entraba en la realidad virtual. Era difícil acostumbrarse al cambio, se mareaba y desorientaba un poco. Al llegar, Rick vio el mismo paisaje que la primera vez, el espacio en el cielo y en el horizonte la Tierra y la Luna. Aunque algo parecía distinto, la primera vez que lo vio le pareció algo fabricado, poco real. Pero ahora le daba la sensación de estar en el mismo espacio, como si en cualquier momento tuviera que salir ingrávido hacia la nada. Pero no, sus pies seguían firmes en el suelo.

Al dar la vuelta se percató que algo había cambiado en esa zona. Lo que antes era un campo de hierba con un solo árbol, era ahora un jardín de flores de todos los colores con un arroyo que se abría paso a su izquierda. Y al fondo, detrás de ese bonito jardín de colores había una casa muy coqueta, no muy grande pero lo suficiente para que una solo persona pudiera vivir cómodamente.

Lentamente Rick se acercó a la puerta de la casa, cuando estaba lo bastante cerca para abrir la puerta, oyó voces al otro lado y quedó paralizado unos instantes. ¿Había alguien más allí aparte de Julia? ¿Era eso posible? ¿Quién era? ¿Qué hacia aquí? Su cabeza no paraba de hacerse preguntas, una detrás de la otra. Pero solo había una forma de responderlas todas. Rick se armó de valor y abrió la puerta.

Nada más abrir la puerta vio a dos personas sentadas en una mesa con dos tazas de té de exquisita elaboración encima. En el aire se respiraba una tranquilidad que no esperaba encontrar en ese lugar artificial. Las dos personas sentadas eran Julia y un chico joven de ojos serenos y con pelo oscuro y alborotado. Rick se quedó estupefacto unos segundos intentando asimilar la situación.

-Bienvenido Rick, te estábamos esperando.

El chico desconocido, fue el primero en hablar.

-Rick, por favor siéntate un rato, hay muchas cosas de las que tenemos que hablar.

Julia le hizo un gesto a Rick para que tomase asiento. Rick no sabía cómo responder así que de momento se dejó llevar por su instinto y se sentó en la mesa.

-Deja que te prepare una taza de té.

Julia se levantó y se fue de la habitación.

-Seguro que tienes muchas preguntas ahora mismo pero tranquilízate, yo estoy aquí es para ayudarte a entender todo esto. Luego podrás decidir tú mismo lo que quieres hacer. Adelante, pregúntame.

-¿Quién eres?

-Sí, creo que ese sería el mejor comienzo. Me presentaré, me llamo Iu. Soy quien creó la nueva forma de energía, a mi me gusta llamarla maná. También soy quién está detrás del proyecto Beyond.

-Creía que era el tipo que me llevó al hospital.

-No, ése es Prosper, él era mi socio y el que me ayudó a conseguir la financiación, pero me traicionó y se quedó con la empresa Pros. Y ahora se dedica a chupar la sangre al mundo entero, no me extraña que tenga tantos enemigos.

-Vaya no lo sabía.

-No importa, eso ya es agua pasada no soy rencoroso, fue más bien mi error por darle demasiado poder a una sola persona. Bueno ya hemos hablado de quien soy, ¿Qué más quieres saber?

-¿Julia está viva o muerta?

-Ésta es difícil, pero me la sé. Julia está viva y muerta.

-¿Cómo es eso posible?

-A ver cómo puedo explicarlo. Julia era una espía para infiltrarse en Pros y robar el secreto del mana, para hacerlo creó una falsa identidad y así pasar el test de aptitud. Más tarde cuando fingió estar muerta y le digitalizaron la consciencia, sólo la Julia falsa entró en Beyond, dejando a la Julia original viva e intacta.

-Me estás diciendo que nuestra relación era parte de su tapadera.

-Eso es algo que sólo la original sabe. Pero que sepas que la Julia que está aquí te quiere de verdad, y no toleraré que la discrimines por no ser la original.

-No sé, todo esto me está afectando demasiado. Ya no sé quién dice la verdad y quién no.

-Mientras no rechaces a esta Julia creo que estará bien. Si hace falta, finge un poco y cuando te lo hayas pensado con claridad, haces lo que creas oportuno.

-Veo que le tienes mucho aprecio.

-Ella es una alma pura, aunque sea una fabricación. De toda la gente que hay aquí en Beyond es con quien me siento más cómodo.

En ese momento, entró Julia con una bandeja de plata llevando tres tazas de té y unas galletas.

-Espero que os gusten las he hecho como he podido.

-¿Se puede cocinar en Beyond?

-Se puede pero de momento no es muy sencillo, Julia puede cocinar porque es una gran programadora.

Rick probó con leve desconfianza una de las galletas que Julia había hecho.

-Vaya pues están realmente buenas.

-¿Te han gustado Rick?

-Te felicito Julia, eres realmente una gran cocinera.

Julia sonrió agradecida y su cara se ruborizó.

-Lo que realmente me sorprende es que esta realidad virtual pueda reproducir los sentidos hasta este extremo. Incluso puedo notar el increíble aroma de éste té rojo.

-Es normal que estés sorprendido. Todo esto es posible porque este sistema se conecta a tu cerebro con impulsos electromagnéticos, el mismo lenguaje que utiliza el cerebro.

-Vaya.

Al cabo de un rato ya no quedaba ni una galleta y todos se habían bebido su té.

-Bueno Rick, mi pregunta a estas alturas es lo que piensas hacer cuando regreses a tu mundo.

-La verdad es que aún sabiendo lo que pasa no se qué pinto yo en medio de todo ese lío.

Julia intervino en la conversación.

-Lo siento Rick, es por mi culpa que estas metido en este embrollo.

-No lo sientas, mientras tú estés a salvo todo esto habrá valido la pena.

-Si te hace sentir mejor, no creo que Beyond corra peligro. Ni si quiera Prosper sabe dónde está exactamente, además es un lugar de muy difícil acceso.

-Entonces, puedo no hacer nada y quedarme tranquilo.

-Aunque sería posible, preferiría que de ahora en adelante trabajaras para mí.

-¿Para ti?

-Sí, he empezado un nuevo proyecto más ambicioso y me gustaría contar con tu ayuda. Por supuesto también quiero a Julia en el equipo.

-Pero ¿Está bien dejar todo éste asunto colgado? ¿Qué pasa con Prosper? ¿Y si vuelven a atacar a Pros, no estaré yo en peligro?

-Tranquilo tengo métodos para solucionar esto. Además, quiero que estés tranquilo y que te puedas concentrar en mi nuevo proyecto.

-De momento me fiaré de ti, hasta ahora eres el único que no me ha ocultado nada.

-No te arrepentirás te lo prometo.

Fin.

Anuncios

¡Nos encantaría que comentaras tus impresiones sobre el relato!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s