—Te ves muy hermosa en esa foto con él, ¿quién es? Sonríes de tal manera que muero de la envidia y me encantaría que sonrieras de esa forma cuando me miras. Viajé cientos de kilómetros para verte y ¿no respondes? En este momento tienes acumulados diez mensajes míos en el chat y quince llamadas perdidas con sus respectivos mensajes, ¿por qué no me contestas?

—Disculpa, estaba ocupada trabajando. ¿Cómo estás?

—Muy angustiado, creí que me estabas ignorando.

—Si quieres nos vemos esta noche después del trabajo y hablamos.

—Perfecto, no sabes lo mucho que anhelo ver tus ojos.

Esa noche, de vuelta a su casa, ella revisó su teléfono y se sorprendió al escuchar la serie de mensajes de voz de aquel chico. Uno tras otro, cada vez con un tono de voz más afligido. Sintió mucha pena por él, por lo que se apresuró a llegar a casa para ponerse un poco guapa para la cena. Al llegar al restaurante él la invitó a comer, no pidió nada para él, decía que prefería verla mientras degustaba cada bocado. Una vez acabó ella dio su última cucharada al postre, él le comentó que después de pagar la cuenta, ya no tendría dinero para regresar a su ciudad. Pero que verla comer había valido mucho la pena. Ella le ofreció pagar la cuenta, sin embargo, él no lo aceptó y fue a pagar.

Al salir del restaurante, notó como los ojos de aquel chico se enrojecían y de ellos brotaban lágrimas. No entendía el porqué de esa reacción y le preguntó qué le sucedía. Sin embargo, él le señaló unas sillas que daban una buena vista de la ciudad, se sentaron y mientras ella miraba a otro lado, él acercó su brazo a los hombros de la chica. Cosa que le pareció totalmente normal. Mientras conversaban él repetía una y otra vez que estaba extasiado con su belleza, de un modo exagerado.

A medida que la conversación iba en aumento y los elogios eran cada vez más desesperados, ella empezó a sentir la necesidad de irse de aquel lugar e intentó zafarse del brazo que la mantenía captiva. Pero el chico en respuesta mantuvo su brazo fuertemente rígido y le puso la otra mano alrededor del cuello de ella. La estrangulaba ligeramente, luego más fuerte y mientras el aire se agotaba de sus pulmones, la visión se le volvía borrosa, hasta que el desmayo hizo que finalizara aquella noche.

Despertó en un sitio totalmente extraño, era oscuro y frío a la vez. Intentó gritar, pero resultó inútil, el sonido retumbaba dentro del oscuro cubículo. Empezó a golpear las invisibles paredes, pero era igual de inútil, incluso moverse era dificultoso, pues era bastante pequeño. Determinó que se encontraba en un minúsculo cubículo oscuro, frío, liso y resbaloso. Transcurrieron lo que le parecieron varias horas, cuando de repente oyó la voz del chico. Mientras notaba que la voz daba vueltas alrededor suyo, ésta le decía cuánto sentía cometer aquel acto, pero que era totalmente justificado. Mencionó que después de sus tres intentos de suicidio tras muchas relaciones fallidas, había aprendido a no volver a dejar ir el amor, no importaban las maneras.

Él descubrió el cubículo de las enormes telas negras que lo cubrían. Entonces ella pudo ver que se encontraba en una urna de cristal, una aterradora jaula sin barrotes, que cada vez le estaba resultando más fría. Notó como un agua fría empezaba a llenar poco a poco la parte inferior. Aquel hombre pretendía congelarla. Y, mientras sus carnosos labios se volvían de color púrpura y ya no notaba el agua quemándole la piel por el frío, comprendió que él la quería siempre a su lado, siempre suya, siempre joven, sin la posibilidad de dejarlo. Y él sintió la satisfacción de que por fin nunca más volvería a estar solo.

Qué ironía la vida, el amor y la muerte.

2 comentarios en “Después de mis 3 intentos de suicidio

¡Nos encantaría que comentaras tus impresiones sobre el relato!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s